¡Educación para la liberación! | La Poderosa
Salta »

¡Educación para la liberación!



 

Misión Chaqueña es una localidad del Departamento General José de San Martín, provincia de Salta, se encuentra a 5 kms. del margen izquierdo del Río Bermejo y a 45 kms. de la ciudad de Embarcación. Existen alrededor de 27 comunidades originarias en la localidad y actualmente se enfrentan a un conflicto que vivieron por años: el pésimo sistema de educación.

 

El lunes 3 de diciembre la comunidad Wichí comenzó un acampe frente a la Municipalidad de Embarcación para manifestarse contra el sistema educativo presentando más de 70 folios con denuncias, reclamos, y pedidos a todos los ministerios, con el objetivo de resolver la designación de Anabella Villafuerte, perteneciente a su etnia y capacitada para tomar el cargo como directora de la Escuela N°4528, de mejorar la currícula e implementar la lengua wichí en las clases, para que sus hijos sostengan la lengua ancestral poniéndola en práctica. Pero 30 días después, el expediente no había sido tratado, por eso en asamblea decidieron visibilizar el conflicto en la Plazoleta IV Siglos de la Capital.

 

 

El pedido que hacen los cuatro mil miembros de la comunidad es concreto: “Son más de 450 niños y niñas que asisten a la escuela de Misión Chaqueña, que es la comunidad más grande que existe en Embarcación y la que más arraigada tiene su lengua, es importante que ellos puedan tener una directora de su comunidad para tener mejor comunicación”, sostiene Leonardo Pantoja, referente de su comunidad.

 

Desde que empezó el conflicto, no hay respuestas ni desde la municipalidad, ni desde el Ministerio de Educación, y mucho menos de la Ministra Analía Berruezo que prometió solucionarles los reclamos a comienzo de enero, pero no los volvió a atender. Mientras el Ministerio de Asuntos Indígenas a cargo de Edith Cruz, único órgano que dice avalarlos, los denunció diciendo que el reclamo no tenía sustento.

 

Sin embargo, hubo un tibio intento de negociación por parte del Ministerio de Educación que solo le planteó una alternativa a la comunidad: un cargo de “coordinación” para Anabella siendo mediadora entre la dirección de la Escuela y los padres. “Cuando nos ofrecieron ese cargo, nosotros tuvimos asamblea y llegamos a común acuerdo que lo rechazábamos porque no es lo que pedimos”, cuenta Leonardo. 

 

Todas las comunidades de la localidad y la de otros departamentos de la provincia de Salta sufren el conflicto de la discriminación y la estigmatización por ser originarias. Sin embargo, hay leyes nacionales y tratados internacionales que los amparan como dueños de las tierras ancestrales, como por ejemplo el Convenio 169 del Organismo Internacional del Trabajo (OIT) que “establece y reconoce las aspiraciones de esos pueblos a asumir el control de sus propias instituciones, de sus formas de vida, de su desarrollo económico, y a mantener y fortalecer sus identidades, lenguas y religiones, dentro del marco de los Estados en que viven”. Mientras que el art. 75 inc. 17 de la Constitución Nacional reconoce la preexistencia étnica y cultural, garantizando el respeto a su identidad, educación bilingüe e intercultural, asegurando la participación en las gestiones de los asuntos que los afecten, como el sistema educativo. Motivo por el cual tienen derecho de reclamar una directora wichí en la escuela que maneje el idioma y les permita conservar la lengua originaria.

 

“Hace 40 años que venimos con este sistema colonizador por parte del Estado, pero ahora exigimos que se designe una directora de nuestra etnia. Queremos tener diálogo con el Gobernador, porque ninguno de sus secretarios nos sabe dar respuesta, entonces es Urtubey quien tiene que hablar y darnos respuestas favorables”.

 

¡AQUÍ NO SE RINDE NADIE!

 

Más paradas en nuestra hoja de ruta



Compartir Esta Publicación En