El agua, para los pueblos | La Poderosa
Catamarca »

El agua, para los pueblos



 
 
 
 
Fotos:
Rodrigo Caballero, de la poderosa asamblea de Fátima
 
 

 
 
 
Dos semanas después, seguimos procesando todo lo que nos dejó la «1ª Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblos» en suelo catamarqueño realizada el pasado 15, 16 y 17 de Septiembre y que tuvo como gran presente a Fabián Tomassi, fallecido los días previos, quien no solo fue nombrado a lo largo de todos los talleres y las infinitas charlas, sino que mediante el aporte de muralistas, su mirada ahora también está en las paredes de la ciudad.
 
 
Muy a pesar de las intenciones del Gobierno de Lucía Corpacci de que no se note el malón de gente que llegó desde otras provincias y países; sin importar los grandes esfuerzos por silenciarnos con la Expo Productiva 2018, organizada por el Ministerio de Producción y Desarrollo, y las secretarías de Minería y de Ambiente, que tiene como uno de sus principales objetivos valorar y fomentar la industria minera extractivista como modelo de desarrollo social justo y saludable; pensada desde abajo, sostenida con autogestión y colaboraciones a conciencia, con el apoyo de decenas de medios alternativos, la radio abierta constante de la RNMA que aguantó el viento y el sol cubriéndole las espaldas a un ferión de la economía popular mientras transmitía cada taller, la Cumbre se extendió durante 3 días en la Universidad Nacional de Catamarca, al calor de enriquecedores debates, exposiciones, y diversas expresiones artísticas, que nos permitieron conocernos y planificar de conjunto las acciones más efectivas para defender el agua como un derecho humano universal.
 
 
 
 
Sergio Martínez, como integrante de Pueblos Catamarqueños en Resistencia y Autodeterminación (P.U.C.A.R.A), abrió la Cumbre con la lectura del documento marcando los ejes y la visión con la que fue pensada: “entendimos que solo es posible un mundo mejor si vemos a nuestra tierra como un ser vivo, lo cual hace que nos replanteemos nuevas formas de relacionarnos con ella, nuevos paradigmas de vida, no basados en un modelo de desarrollo que alienta en el individualismo y la competencia”. Y yendo al punto clave del encuentro expresó que “el agua como un derecho humano básico es esencial para ejercer otros derechos, sepan los gobiernos y las trasnacionales que defenderemos al agua como un bien y un derecho de los pueblos, no como un recurso de los intereses corporativos”.
 
 
Nora Cortiñas expresó que “el agua vale más que el oro porque el agua da vida, y el oro solo da plata”, y agregó que “los verdaderos y verdaderas patriotas son quienes siembran las semillas, porque del cuidado y el respeto por la tierra dependen nuestros propios derechos”. Su participación la finalizó en la radio abierta diciendo “me siento orgullosa porque en ustedes veo a Gustavo y a los 30 mil. Hay que seguir adelante, nosotras, las madres, llegamos a los juicios a los genocidas estando en las calles, por eso les pido que sigan para lograr un Estado de bienestar”.
 
 
Pérez Esquivel por su parte se refirió a que las políticas criminales del Estado conducen irremediablemente al pueblo al hambre, pero también profundizan las problemáticas que sufrimos todos por el avance sobre los recursos naturales que son privatizados o utilizados para generar la mayor cantidad de ganancia en el mayor corto tiempo posible, sin importarle las consecuencias que sufre el pueblo.
 
 
 
 
El lunes fue la marcha de cierre en la Plaza 25 de Mayo de la Ciudad Capital al ritmo de cantos como “alerta que camina el pueblo organizado que le dice no a la mina”, “olé olé, olé olá, fuera Monsanto, fuera Chevrón, fuera el modelo de saqueo y represión”, “agua para el pueblo”, y «el agua es de todos».
 
 
Al finalizar la marcha se leyeron las conclusiones y los pasos a seguir. Se creó el Movimiento Latinoamericano Plurinacional de los Pueblos por el Agua, que como primeras medidas exigirá a los Estados la convocatoria abierta y plural para la creación, aprobación, reglamentación y puesta en vigencia de una ley en defensa del agua; demandar la aplicación de las leyes vigentes de protección de glaciares, humedales, del ambiente, como el respeto a las ordenanzas y leyes prohibitorias de actividades extractivas; y el cese de la persecución y asesinato de luchadores ambientales en toda Latinoamérica.
 
 
Después de este gigantesco primer paso, el año que viene la 2ª Cumbre será en la localidad de Jáchal, San Juan.
 
 
Como toda semilla que se cuida y se riega, crece la lucha de las asambleas que defienden el agua, la tierra y el viento, cara a cara contra los saqueadores de los recursos naturales. Crece la semilla y empieza a dar fruto, cuestionando el modelo extractivo y concientizando sobre las consecuencias dañinas para la salud de estas y las próximas generaciones. Crece la semilla y algún día florecerá, porque a más de 500 años de los primeros intentos por extirpar los saberes ancestrales, las comunidades no perdieron la esencia, y las semillas siguen siendo nuestras.

Más paradas en nuestra hoja de ruta



Compartir Esta Publicación En