¡Cooperativa, la independencia! | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Villa 20 (Lugano) »

¡Cooperativa, la independencia!



 
 

 

En el día de la independencia no encontramos mejor manera de celebrar que trabajando, para que la independencia se haga real también en el barrio. La cooperativa Mafalda, que pertenece a la asamblea poderosa de la Villa 20 de Lugano, entre bombos, gente cantando, banderas que flamean al viento y carteles contra el FMI, decidió plantar, por primera vez, su puesto en plena 9 de Julio, para los miles que decidieron ir a manifestarse y celebrar un aniversario más de la liberación del pueblo.


En busca de esa libertad económica, esta Panadería Social es una iniciativa colectiva de vecinas y vecinos que una tarde de asamblea decidieron organizarse y colaborar en conjunto por un trabajo digno. Al comienzo fueron las trabajadoras del comedor, las que siempre que tenían un rato se juntaban a amasar y vender a un precio accesible para que en el barrio nadie se quedara sin un pan con el que acompañar el mate de la tarde.

 

Pronto, ese objetivo les quedó corto. “Al principio era como que tenía miedo de hacer pan, de que se queme o que salga mal, pero cuando vi el pan todo armadito, todo preparado en la bolsita, era espectacular, era emocionante para mí”, nos cuenta Gladys, una de las vecinas que se pone al hombro la cooperativa. Cuando empezaron a ver que la propuesta iba creciendo, decidieron no quedarse sólo con el pan. Todas las semanas empezaron a tomar clase con Rosana, una vecina del barrio, que les enseñó más recetas para ampliar la variedad de productos.


Hoy en día, este proyecto da sus primeros pasos, inaugurando por primera vez fuera del barrio, explicándole los orígenes a cada persona que se acerque y recibiendo muchos halagos de sus compradores. Pero no se quedan ahí, Gladys nos cuenta sus expectativas: “Para el futuro, esperamos que esto crezca más, que seamos más gente, más personas para más pan y otras cosas. Si nos proponemos a laburar entre todos sí que va a ser una fuente de trabajo.”

 

Y la verdad es que el resultado fue muy bueno. No sólo pudieron vender todos sus productos, sino que también vieron el fruto de su esfuerzo y pudieron darlo a conocer a muchas otras personas.
Esto recién empieza. ¡Seamos libres, que lo demás no importa nada!


Para hacer encargos y colaborar con la cooperativa, pueden contactarse a cooperativamafalda@gmail.com o al 11 3069 2343.



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *