8M, las mujeres de Villa Cordobita paramos y marchamos | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Tandil »

8M, las mujeres de Villa Cordobita paramos y marchamos



Este 8 de Marzo, las vecinas de Villa Cordobita, de la ciudad de Tandil, nos juntamos en la plaza del barrio para compartir desde temprano, una jornada de muraleada, debate, pizzas y música, para luego salir a marchar con las mujeres de toda la ciudad.
El mural que pintamos fue ideado en nuestro Espacio de Géneros. Consiste en un violentómentro que representa los distintos grados de violencia que sufrimos las mujeres, hasta llegar al femicidio. “Nos pareció que era importante para que lo pueda ver todo el barrio y que no se naturalicen más conceptos y prácticas posesivas o violentas. También es una forma de que los más chicos tomen conciencia para no reproducir más este machismo tan implantado en la sociedad.” fueron las palabras de Nohelia, vecina de Villa Cordobita.
En nuestras asambleas decidimos compartir este día de lucha y unirnos al Paro Internacional de Mujeres, ya que creemos que los motivos sobran para seguir levantándonos contra el patriarcado y gritar cada vez más fuerte. Paramos porque nuestro trabajo doméstico y comunitario no es reconocido y esto marca una brecha salarial con los hombres. Porque ya no toleramos el maltrato y ninguneo diario por nuestra condición de mujeres. Porque exigimos respeto y creemos que es importante visibilizar nuestra labor diaria. Zulema resume nuestras razones en una sola frase: “Por esto es importante salir todas a marchar y mostrar que juntas podemos lograr este reconocimiento, esto nos ayuda para empoderarnos salir adelante y sentirnos fuertes”.
Acompañamos todo el día con música de mujeres latinoamericanas que le cantan a la resistencia, tuvimos una mañana y tarde muy poderosas. Tampoco faltaron los debates sobre que significa este Paro Internacional de Mujeres para nosotras, trabajadoras de la economía popular.
En estos también charlamos sobre el feminismo villero que construimos a diario, porque en muchos lugares todavía se nos invisibiliza, como con el estereotipo de mujer feminista que es soltera, sin hijos, pero que no es la realidad de todas las mujeres de los barrios. “Muchas decidimos ser madres o decidimos no serlo, otras decidimos trabajar, otras estar en casa y eso es nuestro feminismo villero” resume Zulema. “Se trata de la libertad de la mujer, la igualdad de oportunidades y de derecho”, agrega Laura. 
Otra discusión que nos dimos, fue sobre la presencia de nuestros compañeros en este día. Consensuamos en que ellos son parte de esta transformación social. Si bien son necesarios los momentos de sororidad entre mujeres, nuestra militancia diaria es con nuestros compañeros. Ellos cubren nuestros roles para que nosotras salgamos a las calles. Sasha lo deja muy en claro: “Considero que los varones que apoyan nuestras luchas, pueden estar en las marchas si están de nuestro lado y tienen la cabeza cambiada. Los que no puedan cambiar su cabecita, los ayudaremos de alguna forma”. 
“Yo creo que se tiene que respetar al otro y las revoluciones se tienen que dar en base al amor. Hay un feminismo muy fuerte y muy cerrado que impone un montón de cosas y que excluye. Creo en la inclusión del hombre en nuestras actividades” agrega Laura.
En este día de lucha, las vecinas de Villa Cordobita, bien paradas de manos, pudimos organizarnos para ser parte del Paro Internacional de Mujeres y estar en las calles con miles de compañeras de la ciudad. Estaremos en las calles hasta vencer porque la revolución será villera y feminista, o no será.


Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *