Seis meses sin vos | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Consciente colectivo »

Seis meses sin vos



 

 

Este primero de febrero, que es una parte más del tormento eterno, se cumplieron seis meses de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Al artesano lo desaparecieron el primero de agosto del año pasado, en el marco de una represión llevada a cabo por Gendarmería Nacional al irrumpir ilegalmente en la comunidad mapuche Pu Lof en resistencia el Cushamen. Luego de 78 días de sufrimiento emocional, cansancio mental, ataques interminables a la familia, el cuerpo de Santiago fue descubierto durante el cuarto rastrillaje realizado en una zona cercana a la comunidad.

 


 

A medio año del quiebre en la vida de la familia, organizaron una jornada de debate en el auditorio de Foetra, sobre la Avenida Hipólito Yrigoyen, en la que desde las 17 horas se abrieron las puertas de la cede dando -a primera vista- el paisaje de una muestra fotográfica con el título: “Donde quiera que estés con tu alma”.

 

El panel de Derechos Humanos lo abrió Estela Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, con el micrófono en mano y el peso de la historia encima, expresó: “Cuando nos enteramos de lo que pasó en el sur, esa zona todavía casi deshabitada pero ya apropiada, y del joven Maldonado, las madres supimos que otra vez había que buscar un desaparecido y volver 40 años”. Y continuó: “Nos han matado un nieto y por él vamos a luchar. Nunca Más es una orden; verdad, memoria y justicia, es algo irrenunciable. Por ello, por Santiago, decimos nunca más”.

 

Del mismo panel participaron Mariela Belsky, Directora de Amnistía Internacional; Carlos Rozanski, ex juez de la ciudad de La Plata y Federico Efrón, abogado del Centro de Estudios Sociales y Legales.

 

Federico compartió su punto de vista al respecto de la represión que se llevó la vida del brujo: “En primer lugar, de un lado de la ruta había ocho seres humanos y del otro había 127 gendarmes. Hay una deficiencia en la forma en que funcionan las Fuerzas de Seguridad y una decisión política que llevó a la muerte de Santiago Maldonado”. El abogado, que es uno de los querellantes en la causa por la desaparición forzada del Lechu, habló sobre la causa de habeas corpus de la cual especifica que “cuyo único objeto era buscar a Santiago” y que en ella “hay más de 400 incidentes distintos de búsqueda, los cuales son más de 400 veces que el Estado lo buscó, de 400 maneras distintas”. Esto se debe a todas las hipótesis que los medios de comunicación plantaban y “es lo que entorpece la búsqueda seria, metódica y exhaustiva de una persona”.

 

 

La sala yacía repleta de personas que acompañaron a la familia Maldonado durante tantos meses de lucha en la búsqueda de justicia, y que se hicieron ver una vez más. De los crímenes más aberrantes, las desapariciones forzadas son las que encabezan el listado, y la Coordinadora Contra la Represión Policial e institucional (CORREPI) data más de 200 desaparecidos en democracia.

 

El último panel de la noche cumplía con la función de informar sobre el estado actual de la causa judicial por la desaparición forzada de Santiago. Para abrir, habló Andrea Antico, que durante toda la noche había estado acomodando los micrófonos y la mesa de debate. Se sentó detrás casi en el extremo de la mesa y desde su lugar agradeció la presencia de toda la gente y trajo al salón el recuerdo del brujo: “Me gustaría hablar de quién era Santiago, porque quizá en la vorágine de pedir justicia por él, dejamos de lado contar esos detalles. Era una persona libre, tenía ideas anarquistas, puso el cuerpo en este reclamo de la comunidad mapuche. Tampoco creía en el Estado, el mismo Estado que lo asesinó”. Marcó la responsabilidad de los autores políticos en cuanto al caso, asegurando que “la desaparición forzada no sólo tiene que ver con la Gendarmería o los militares, tienen que ver con el Estado, porque todas las fuerzas participan”.

 

Verónica Heredia, abogada querellante de la familia, se sentó con dos pilones de hojas frente a ella, de la que algunas estaban atadas con hilos, otras permanecían anilladas o con aros de carpeta. Aseguró que “todas las hojas en la mesa sólo representan un tercio de lo que hay en papel de la causa”. La abogada, con una mano sobre los pilones de papel, remarcó la importancia de separar la causa por Habeas Corpus y desaparición forzada: “Nosotros desde un primer momento pedimos que se separen las causas. Porque el delito de desaparición forzada seguida de muerte es una causa que comienza cuando se hace la denuncia y debe finalizar con la condena de todos los responsables”. Uno de los reclamos principales siempre fue tener una investigación imparcial e independiente, y en este mismo marco ratificó que “toda la investigación fue llevada adelante por las mismas personas que pertenecen al Ministerio de seguridad y que son compañeros de trabajo de los gendarmes”.

 

El cierre del panel y de la jornada quedó en las manos y la voz de Sergio Maldonado, hermano mayor de Santiago Maldonado y principal impulsor de la búsqueda de justicia. Tomando la enseñanza que le dejó Norita de hablar con el corazón, Sergio dio las primeras palabras de agradecimiento a todas y todos los panelistas: “No sé si decir que me enorgullece poder hablar de esta manera, porque no me gustaría sentir eso al pelear por esta causa. Lo que sí, es que siento admiración por todos los que estuvieron acá hoy, porque son personas que pueden dejar un mensaje”.

 

 

Para cerrar la noche, ratificó su apoyo a los organismos de derechos humanos: “Llegamos hasta el día de hoy pidiendo Memoria, verdad y justicia, durante todos estos años en democracia. Lo que yo noto es que este gobierno le dio autonomía a las Fuerzas armadas, eso significa que van a hacer algo más grave. Más que ahora necesito que los organismos convoquen a la gente y estén en las calles, las plazas y estén todo el tiempo reclamando ser escuchados”.

 

No olvidamos ni nos reconciliamos.

Y siempre gritamos.

Esta vez contra el silencio abrumador de Claudio Avruj,

El libre accionar de las Fuerzas de seguridad a cargo de Patricia Bullrich,

La complicidad política del presidente Mauricio Macri,

La desinformación de los medios de incomunicación,

Y porque cada vez estamos más seguros de que el responsable es el Estado

Hoy y siempre vamos a preguntar: ¿Qué carajo hicieron con Santiago Maldonado?



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *