Otro megaoperativo sin rating | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Villa 1-11-14 (Bajo Flores) »

Otro megaoperativo sin rating



 
Y sí, otra vez ahí, ahora sin espectadores, tremendo operativo en la villa del Bajo Flores, aunque no tan atractivo para los relatores policiales que barajan la verdad, ni para los canales que trabajan con sus Fuerzas de Seguridad. Un complejo procedimiento, sin más regimiento que la propia comunidad, avanzando sobre dos cocinas de dignidad, detectando muestras puras de nuestras culturas y secuestrando altas dosis de alegría solidaria, entre la más pesada artillería alimentaria. Pero qué cagada, ¡no estaba el noticiero! Vienen a cubrir su coartada y no vienen cuando abrimos un merendero, porque desconocen al obrero de abajo, porque se abocan a otros menesteres, porque no venden matices y porque les importan un carajo las “Mujeres y sus raíces”. Pues así bautizamos al comedero que inauguramos, mientras nos fumamos sus obras de teatro, en la 1-11-14 o en la 21-24, “para cercar a los jefes narcos” que suelen anclar sus barcos en los barrios donde viven los funcionarios que nos persiguen, con la hipocresía de su falsa contienda: ojalá vengan algún día, ¡a servir la merienda! Hasta entonces, seguiremos a los gritos, alimentando este comedor con el mismo calor que parimos “Los Poderositos”, algunos meses atrás, atrás de las primicias que les importan mucho más… Que hablen nomás, desde la imprenta de los ricos, mientras 350 chicos hallan su propio plan nutricional, en otro fenomenal despliegue cultural, disparando abrazos, incautando payasos, deteniendo a la desinformación, sustrayendo la depresión y detonando los tambores, hasta callar al último de los televisores, con este sentimiento que nace de acá…

¿Querías allanamiento?
¡Tomá! Ver más

 


Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *