¡No piensen que nos van a callar! | La Poderosa
Villa María »

¡No piensen que nos van a callar!



 

La Asamblea Poderosa se Villa María adhiere al comunicado oficial impulsado por las diferentes organizaciones nucleadas en el Colectivo Ni Una Menos de nuestra ciudad, en repudio a lo sucedido tras la movilización del 3 de Junio pasado y en detrimento del Movimiento de Mujeres que lucha incansablemente contra la violencia machista e institucional que nos atraviesa cotidianamente.

 

 

COMUNICADO

Organizaciones y mujeres autoconvocadas que participamos en la organización del 3J Ni Una Menos en Villa María nos vemos en la necesidad de expresarnos por las falaces versiones que trascendieron sobre nuestra manifestación en los espacios públicos que recorrió la marcha.

 
Nuestra extensa historia de lucha y de expresiones en contra del machismo y el patriarcado jamás provocó disturbios ni destrozos en edificios y dependencias públicas, por el contrario, acudimos a las más diversas formas de manifestación para darle claridad, contenido y coherencia a cada uno de los mensajes y/o reclamos.

 
El movimiento de mujeres en Villa María ha crecido exponencialmente y suma voluntades cada día. Sabemos que ardua es la tarea de mantener nuestra lucha en agenda, sabemos que para ninguno de los poderes del estado fue, ni es prioridad los derechos de las mujeres, sabemos también que, para gran parte de la sociedad es un tema menor. Justamente por todos esos factores, el machismo sigue siendo estructural y reproduce la injusticia social. Precisamente por eso, cada 18hs muere una mujer.

 
Reivindicamos fervientemente a las que ya no tienen voz, a las que nos faltan; reivindicamos nuestro derecho a una vida libre de violencia física, psicológica, simbólica, institucional, económica, ginecológica, mediática y estructural; reivindicamos la participación social y pública de las mujeres; reivindicamos la expresión popular y la diversidad de intervenciones de los movimientos políticos y sociales.

 
Cuando hablamos de género, hablamos de revisar nuestras prácticas, nuestros aprendizajes, nuestras representaciones; y cuando logramos identificar los diferentes tipos de violencias de género que sufrimos o que provocamos, damos lugar a enormes transformaciones que comienzan en lo personal y cotidiano. Por eso se hace tan necesaria la reflexión colectiva en nuestras luchas, por eso insistimos en la sororidad, en la hermandad sobre las diferencias, en la solidaridad que apacigua las grandes adversidades del sistema y en la humildad que pondera los logros y las construcciones colectivas por sobre los intereses particulares.

 
El estado es responsable de omitir o postergar respuestas concretas a las demandas del flagelo social que representa la violencia de género, las organizaciones sociales somos responsables de defender los derechos vulnerados y de reclamar por los derechos que aún no son reconocidos.

 
A escasas horas del 3 de junio, encontraron a la vera de la ruta a Ana Barrera, asesinada a mazazos por su pareja. Es la séptima víctima de femicidio en Cba en este 2017. Mas allá de las estadísticas, que a su vez muestran un notable incremento, continúan siendo escasas o nulas las respuestas del estado, las mujeres seguimos temiendo por nuestra vida y nuestra salud.

 
Lejos, muy lejos de expresarnos violentamente como señalan algunas notas periodísticas y un repudiable comunicado por parte de una organización de mujeres, nuestras manifestaciones fueron completamente representativas de nuestras posturas, públicamente expresadas con anterioridad.

 
Recordamos a cada víctima de femicidio de nuestra ciudad y remarcamos el pedido de justicia por Ma. Luján, por Alicia y por Tamara, reclamamos medidas urgentes que sostengan y efectivicen la declaración de emergencia en violencia de género.

 
Las noticias policiales son diarias, agresores y victimarios comparten nuestras casas, nuestras calles, nuestros trabajos. Pareciera que no logramos impactarnos con esas terribles noticias, ni nos conmueven las muertes de mujeres, pareciera que le damos más trascendencia a una consigna pintada en la vereda que a las múltiples violencias que vivimos a diario.

 
No vamos a permitir que se banalicen nuestras luchas, ni que caigamos en el simplismo de juzgar el modo de manifestarnos, no permitiremos que se manche la trayectoria del movimiento de mujeres en Villa María por un grupo disidente y minoritario ni por medios irresponsables, poco profesionales y tendenciosos.

 
Vivas y Libres nos queremos. Es necesario y urgente que trabajemos todas y todos en eso.

 

 

ORGANIZACIONES QUE ADHIEREN:

 

 

AMMAR Villa María
El Hormiguero
La Cámpora
La Colectiva Villa María
la Poderosa Villa María
Las Juanas Villa María
MPE Villa María
Patria Grande Villa María
Villa Maria Sin Barreras
Mujeres Autoconvocadas

 

 

¡Nunca dejaremos de gritar!
Así que no piensen que nos van a poder callar.

 

 

NI UNA MENOS
¡Vivas y libres nos queremos!



Compartir Esta Publicación En