Capitanes de un mismo barco | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Córdoba »

Capitanes de un mismo barco



 

“DEBEMOS TOMAR LOS MEJORES VALORES DEL FÚTBOL”

 

por Guillermo Farré, capitán de Belgrano de Córdoba

Lo que pasó con Emanuel Balbo me genera mucha, mucha impotencia. Son situaciones que se pueden evitar y no es nunca necesario llegar al punto de utilizar la violencia para solucionar cualquier diferencia. Lamentablemente, parece que es el arma para poder sacarse toda la bronca que se vive.

 

El fútbol, en realidad, nos da la posibilidad de unificar pensamientos, a todas las personas, a todas las clases sociales. La pasión la puede tener un pibe carenciado como la puede tener un pibe que tiene todo: eso hace que en un grito de gol puedas abrazarte con el que tenés al lado sin importar raza, religión, ni nada por el estilo. Esos son los valores que debemos tomar, en beneficio de que la sociedad sea un poco más pacífica y más allá de las diferencias que haya, siempre se busque una solución a cada problema.

 

Por otro lado, hay muchos periodistas que opinan de esta situación como un problema del fútbol, pero los problemas que suceden en este deporte son los que se ven de una manera cotidiana en las calles. Hacen falta leyes que amparen al inocente. Y se dice que la culpa es de esa “pasión” de la que hablaba antes: no, yo considero que la pasión es linda vivirla con intensidad,  con los cantos con el folklore o con una cargada a un equipo rival, pero nunca con agresiones. Si una persona es violenta en la cancha, es violenta en la calle: no vengamos a poner el fútbol en tela de juicio de que genera violencia, porque hay violencia en muchos ámbitos pero en el futbol es más masiva, por su repercusión. ¿O alguien sabe el nombre del pibe que murió el sábado en un baile en esta misma ciudad?

 

No va alcanzar ninguna palabra que le podamos decir a la familia de Emanuel. Teniendo en cuenta que nada ni nadie va a poder devolver el amor y el abrazo constante de su hijo, tenemos que acompañarlos en el pésame en el momento difícil que están pasando, y desearles que tengan fuerza para salir de esta situación.

 

A nosotros, sólo nos queda poner lo mejor de cada uno.

 

“LOS JUGADORES DEBEMOS DAR EL PRIMER PASO”

 

por Pablo “Cholo” Guiñazú, capitán de Talleres de Córdoba

 

Cuando pasan estas cosas, pasamos todos los límites como seres humanos. Que una persona termine perdiendo la vida en una cancha de fútbol, que un espectáculo se transforme en tragedia, no tiene perdón ni lógica y solo genera dolor.

 

¿Qué deberíamos hacer? Nosotros como protagonistas, como futbolistas, deberíamos arrancar desde adentro siempre expresando el máximo respeto por el contrario. Y a veces se hace y a veces no, porque eso, después afuera genera violencia, lío, rabia. Entonces, los jugadores tenemos el arma principal, y a veces la utilizamos bien y otras veces no. Pero creo que mostrar respeto al otro es un lindo paso para comenzar.

 

A la familia de Emanuel, quiero mandarle muchas fuerzas y desearles que Dios ilumine su camino: hay que recordarlo a él en su mejor totalidad.



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *