«NO, MANZANAS» | La Poderosa


 
De cabos y cabitos, en el barrio Fiske Menuco, mejor ni hablar. Cáscara del fruto podrido que carcomen los gusanos, la Policía rionegrina también está mugrienta, mordida, envenenada. Pues ahora, en plena Fiesta de la Manzana, bien valdría una enjuagada. Pero hace 14 años que no hay agua. O pegarles un golpe de horno. Pero hace 14 años que no hay gas. Apple Fest. Pero hace 14 años que no hay luz. Unas 1500 familias enteras, pero partidas al medio, van recolectando intoxicaciones, fiebre y diarrea, mientras el cartón corrugado contribuye a otro incendio mortal provocado por las instalaciones eléctricas peladas, asadas, quemadas. Suena jugosa, sí, la promesa de la tercera etapa en la obra sanitaria, pero se pone arenosa cuando vemos que todavía no terminaron la primera. Verdes, obligaron a la mensura y los planos por mano propia. Rojas, las economías regionales. Y en el piso, 9 millones de pesos para un festival, mordidos nuevamente por los caídos en la tentación.

 
 
Vimos pasar a la serpiente,
cuando se metía en la gobernación.
 
 
 
 

Más paradas en nuestra hoja de ruta



Compartir Esta Publicación En