DESALOJOS CÓMPLICES | La Poderosa


 

Por Nelson Santacruz, comunicador de la asamblea poderosa de la Villa 21-24. 

 

Esta mañana la Policía Metropolitana desalojó a un grupo de personas en situación de calle que vivía, desde hace muchos años, en la Plaza del Congreso de la Nación en Capital Federal. Las ropas, colchones y otras pertenencias fueron desechados por recolectores de basura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

 

Estos atropellos no son ninguna novedad, pues el gobierno posee planes de parquizado y no escatiman esfuerzos a la hora de cumplir sus objetivos. “En noviembre del año pasado, Federico Crespo, el director de la Dirección General de Atención Inmediata, ordenó que el hogar no intervenga, que no hiciera su trabajo de contención y que se libere la zona. El lugar estaba muy patrullado y controlado para poder desalojarlos como hoy”, explicó Horacio Avila de Proyecto 7; una organización que ayuda a los que viven en la calle.

 

¿Qué solución les brinda el gobierno a estas personas? Algo muy parecido a otro desalojo:

 

Proyecto 7 se reunió el año pasado con el asesor tutelar Gustavo Moreno y la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, Guadalupe Tagliaferri. En ese momento se aceptó el aumento del subsidio habitacional a $4000 mensuales por un plazo de 10 meses. Justamente hoy, desde el Ministerio, les dieron su primer cheque pero se los negaron a las personas que no poseen DNI.

 

Esta no soluciona nada, además no está contemplado el después de esos diez meses. Desde el 2013 hasta hace poquito, el subsidio era solo de $1800, una miseria teniendo en cuenta que desde que asumió el macrismo hay un 60% de inflación, pero esto sigue siendo insuficiente”, reflexionó Vanesa de la Red Puentes.

 

Con angustia Horacio expresó: “¿En qué parte de la Ciudad van a encontrar cuartos a ese precio para alquilar? Les dijeron que el subsidio será por diez meses pero la realidad es que para seguir cobrándolo uno debe presentar un documento que diga que pagó la habitación. Son todas trabas para sacarse de encima a la gente en esta situación, ellos saben que si uno está en condición de calle ese dinero se termina rápido, más cuando te tiran todas las cosas a la basura. Si se compran zapatillas, comida o ropita para sus hijos, esa plata se acaba. Además muchos están en situación de consumo, entonces no terminan de resolver nada de fondo”.

 

Con la complicidad de los medios hegemónicos que ocultan esta realidad, así es la respuesta que el estado les da a las personas en esta situación.

 

Más paradas en nuestra hoja de ruta



Compartir Esta Publicación En