¡El que no hace ruido, manda la requisa! | La Poderosa
C.A.B.A. »

¡El que no hace ruido, manda la requisa!



Otra vez, fuimos testigos de la tergiversación por parte de los medios de comunicación. Otra vez, denunciamos la represión del Sistema Penitenciario que recrudece cada día un poco más. Diversos diarios de tirada nacional calificaron de “motín” a una batucada pacifica que tuvo lugar el pasado lunes 12 de septiembre en el Centro Universitario de Devoto, como protesta ante la violenta requisa perpetuada contra los estudiantes del penal.

 

 
Roberto “Paco” Manrique, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores Privados de la Libertad Ambulatoria (SUTPLA), explicó que “no fue un allanamiento, fue una requisa, y ellos no la pueden hacer ahí porque es un sector que pertenece a la UBA. Deberían haber pedido permiso y traer testigos”. Y agregó: “Hubo golpes a los chicos, presión psicológica y provocación verbal, son los penitenciarios quienes quieren generar un motín para salir beneficiados”.

 

Para visibilizar este ataque sufrido, los estudiantes de la Sede Nº 14 de la UBA, que funciona dentro del penal de Devoto, reclamaron con una batucada. “Los chicos no quieren romper nada porque la mayoría de las máquinas, mesas y materiales con los que cuentan los consiguieron ellos con sus familiares y no el Estado, como debería ser”, aseguró Manrique. Según el titular de SUTPLA, tras la requisa de la semana pasada en el CUD, se agravaron las condiciones de los detenidos: “Hay un aval político para que esto suceda. Algunas personas detenidas están a punto de salir en libertad condicional, pero no las sueltan. La bajada de línea es total para que el delincuente no salga”.

En este contexto, los detenidos, algunos nucleados en SUTPLA, avanzaron en la visibilización de su reclamo: han difundido un petitorio de diez puntos en el que solicitan una lista de reivindicaciones. Entre las mismas, se encuentran la ampliación del CUD; la puesta en funcionamiento de dos juzgados de ejecución penal faltantes y no habilitados “por falta de espacio”; cumplimiento de los Habeas Corpus presentados; acondicionamiento de los baños para las visitas; y la reactivación de la Secretaría de Cultura y Deportes.

 

SUTPLA, como sindicato, ayuda a los detenidos a conseguir un trabajo digno con buenas condiciones laborales. A partir del 10 de diciembre, la oficina que articulaba entre los jóvenes privados de su libertad y los jefes, fue cerrada. De esta forma, los presos “volvieron a trabajar en negro y durante casi 12 horas, violando la ley de trabajo”.

 

“El que cayó preso entró por ignorante, empuñando un arma. Nosotros queremos revertir eso, por eso pedimos que la cárcel eduque”, concluyó Paco.

 

Más paradas en nuestra hoja de ruta



Compartir Esta Publicación En