El que avisa, no traiciona | La Poderosa
Diagonal Norte »

El que avisa, no traiciona



Esta mañana, tuvimos la visita de dos policías, que con mucha atención, y en defensa de lo que ellos consideran intereses comunes, vigilaban celosamente la obra de conexión de la Empresa Concesionaria PIEVE a la cañería de agua potable. Una obra que pone en riesgo aún mayor, la llegada de agua a cada casa del barrio, por falta de presión.

 

El 4 de mayo, la empresa comenzó las obras de desagüe, conexión al agua y a las cloacas públicas. Los vecinos frenamos las obras, soportando los insultos y malos tratos de quien se identificó como capataz. Esa vez, como cada vez, organizados, logramos detener lo que sabemos que significará más problemas en nuestro barrio.

 

Estaban haciendo el desagüe apuntando hacia el frente de nuestras casas, sin ningún tipo de sistema que conduzca el agua, de forma planificada, a otro lugar que no sea nuestros hogares.

 

Mientras, el problema con el agua y las cloacas viene hace años, hace muchos reclamos y muchísimas notas ingresadas por mesa de entrada de la Municipalidad. De ninguna, tuvimos novedad.

 

El 5 de mayo, como cada vez, organizados, logramos que vinieran autoridades municipales: se presentaron en el barrio Pablo Macchiarola, Secretario de Comunicación; José Luis Ferroni, Secretario de Obras Públicas y Planeamiento Urbano; y Rodolfo Gallardo, encargado de Coordinación y Gestión de la Secretaría de Gobierno.

 

Esa noche, acordamos un plan de acción a desarrollar por la Municipalidad, que integra: fiscalización general de las obras de la Empresa PIEVE, y del Country La Pedrera; control, reparación, e investigación del origen de las problemáticas ocasionadas con las cloacas, y el suministro de agua potable en cada vivienda; instalación de al menos 3 postes de alumbrado público; limpieza y recolección de residuos.

 

A casi cuatro meses de aquel acuerdo entre vecinos y autoridades municipales, con una nueva nota ingresada por mesa de entrada con número de expediente 2348-G, tal cual habíamos acordado, para que haya registro oficial del pedido de la comunidad, sólo se cumplió con la limpieza y recolección de residuos.

 

Esta mañana, una vez más, a causa de decisiones tomadas por quienes no pisan el barrio, siempre ligadas a negocios millonarios, nos sorprenden con obras que afectan nuestros intereses cotidianos.

 

Al menos ahora, ya tenemos muy en claro como viene la mano: la próxima vez que se desborden las cloacas llenándonos de olor a mierda, o no llegue agua a nuestras casas, ahí nos tendrán, de cara a quienes tomaron todas estas decisiones para darle concesiones a una empresa, sin previamente cumplir lo pactado, simulando no tener en cuenta que acá vive gente hace más de 60 años.

Más paradas en nuestra hoja de ruta



Compartir Esta Publicación En