“Volver a abrazarnos” | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Rodrigo Bueno »

“Volver a abrazarnos”



Por Ramiro, hijo de Rodrigo Bueno

Otro 24 de junio más que siento tu partida y me llena de dolor a mí y a mamá, como al resto de la familia y a todos los que siempre te quisieron. Hoy, quiero decirte que te extrañamos infinidades porque, desde tu partida, siento un vacío enorme que nadie puede llenar.

 

Aprovecho esta carta en La Garganta Poderosa, para contarte que hoy todos te recordamos y te extrañamos como el primer día. Nuestro amor, ese amor de familia, nunca lo perdimos. Y después de 16 años, la gente te sigue agradeciendo por todo lo que nos dejaste, por esas canciones que más de una vez nos hicieron levantar de la silla y bailar llenos de alegría.

 

Yo te quiero porque sos mi papá. Siempre fuiste una persona maravillosa. No importa cómo hayas vivido, vos me diste la vida junto con mi mamá, Patricia, y por eso te estoy agradecido. Quizás no haya sido todo como lo esperabas, quizás no fui el músico que tanto deseaste que sea, pero quiero que sepas que cuando estuve en el Luna Park con Ulises, lo hice por vos, porque ese era tu sueño, y sé que te puso más que feliz verme ahí, al lado de tu hermano.

 

A pesar de no haber seguido el camino de la música, te cuento que quiero escribir mi propia historia con el fútbol. Llegar lejos, hacerte sentir orgulloso del hijo que tuviste, y te prometo que cada logro mío va a ser para vos y para mi tía Carolina, mis dos ángeles que iluminan mi camino desde el cielo.

 

Te amo con todo mi corazón. Sos el mejor papá del mundo y rezo mucho para que tu nombre sea siempre recordado.

 

Que descanses en paz, papá.

 

Espero que en el otro mundo podamos volver a abrazarnos. 



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *