Juicio por el crimen de Ismael Lucena: día 3 | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Tucumán »

Juicio por el crimen de Ismael Lucena: día 3



En la tercera jornada llenamos la calle de color, con banderas colgadas en la entrada de los Tribunales, un plotter con la carta que Isabel le escribió al “negrito” al poco tiempo de su muerte, y con panfletos de la Mesa de Apoyo, que repartimos a quienes transitaban por las inmediaciones. Hicimos circular esta información, para romper el cerco mediático que tuvo esta causa desde hace más de cuatro años.

 

Las organizaciones copamos la sala, recordándole al sistema judicial que estamos en contra de la violencia institucional, esa que golpea y maltrata casi siempre a los de abajo, a los que no tenemos guita, a los que nos jugamos el pellejo para no callar lo que el poder desangra.

 

Marcelo “Pipí” López, el amigo de Ismael que también fue víctima del ataque policial, analizó: “Si un policía mata a un pibe de barrio le dan un par de años nada más, pero cuando es al revés, ¿qué pasa?”. Bien sabemos qué es lo que pasa, en este mundo del revés.

 

 La audiencia de ayer tuvo varios testigos que no agregaron mucho a lo ya expuesto.

 

Primero declaró la médica forense Rita Isabel Luna, testigo ofrecido por la querella y por el Doctor Morfil, defensa del imputado Mondino Becero. Según su informe y su declaración, “el joven Lucena presentaba una herida contusa en la zona parietal izquierda media, y hundimiento y fractura del hueso, producido por un golpe veloz y fuerte con un elemento curvo y duro”. La declaración reafirma la voluntad de agredir y provocar lesiones sobre Ismael.

 

Luego se sucedieron los testimonios de las vecinas del barrio El Gráfico: Nilda Antonia Díaz, quien expresó que esa noche escuchó corridas y gritos; María Rosa Díaz, que también observó corridas; Miriam Roxana Cazorla, quien no vio vecinos con armas en la mano pero sí escuchó gritos; y Esteban Díaz Bordón, quien escuchó tiros muy seguidos en varios momentos, pero agregó que no salió a ver. Los cuatro vecinos se quedaron dentro de sus casas.

 

La vecina Silvia Susana Cazorla manifestó que por el movimiento y las discusiones salió a ver qué pasaba, y allí vio a una persona fuera de la casa de los Álvarez con un arma que “no era chica” en la mano.

 

 Para finalizar, la Secretaria del Tribunal hizo la lectura de las pericias psicológicas de los 5 imputados.

 

Una vez finalizada la audiencia, ya en la vereda del Palacio de Tribunales, charlamos con Isabel de la Cruz, la cuñada de Ismael. Ahondó en las chicaneadas de los medios de comunicación y del trato inhumano de las Fuerzas de Inseguridad que trabajan en el Tribunal. “Isa”, como la llamamos quienes la sentimos en el corazón, nos dijo que hubo discriminación durante toda la audiencia hacia las familias de las víctimas: “La estigmatización está en la calle para los pibes de barrio, pero en el Poder Judicial también. Durante las audiencias nos limitaron todo el tiempo, no nos dejaban fumar ni comer, no nos permitían salir al baño ni siquiera en situaciones límites, y los cacheos fueron rigurosos con nosotros pero los imputados se movían libremente. Los milicos represores están en nuestras calles, en los tribunales, están en todos lados. Espero que se haga justicia el asesinato de Ismael, y así podamos avanzar en derogar la Ley de Contravenciones”.

 

 

 

El lunes próximo se reanudará la sesión, y es muy posible que ese mismo día, se lea la sentencia. Pero antes de conocer la decisión de los jueces, mañana, viernes 22 de Abril, será el cumpleaños de Isabel. Muchos abrazos de todos los brazos que empujan nuestras asambleas en cada rincón del país, la seguiremos abrazando para abrigarla de cariño y protegerla de los que siguen intentando tapar el sol con un dedo. Ya no podrán: la verdad es la única realidad.



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *