¿Quién es quién? | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Comunicación popular »

¿Quién es quién?



Con una enorme vehemencia, Silvia Fernández Barrio afirmó en televisión que, según su propia experiencia, existen “muchísimas mujeres que rechazan empleo formal, para seguir cobrando la asignación universal”. Pues si no se expresó mal, le rogamos que recoja esas propuestas para publicarlas, porque miles de vecinas estamos dispuestas a tomarlas. Ahora, de no ser verdad, tal vez sería justo que ofreciera ese puesto que ocupa con tanta liviandad, para que alguna desocupada lo asuma con responsabilidad. Posta, en cualquier horario, nos avisa cuando venga “caminando por el barrio” y cerramos la operación: otra empieza a cobrar su salario y usted empieza a disfrutar de la asignación.

Y al día siguiente…

Che, ¿quiénes son esas tipas que están hablando en América 2? Parece que son las “sin voz”. ¿Y ésa que pide permiso ahora? Ésa es la usurpadora. ¿Y ésa que llega con la carpetita? Ésa es la vaguita. ¿Y ésa que se ofrece para laburar por televisión? Ésa es la que quiere vivir de la asignación. ¿Y ésa que cruzó con su hijo toda la ciudad? Ésa es la que abortaba por comodidad. ¿Y ésa que no muerde a la compañera, porque sabe aguantar la espera? Ésa es la negra choripanera. ¿Y ésa que reclama los medidores pospuestos? Ésa es la que no quiere pagar impuestos. ¿Y ésa que se planta cuando la quieren atropellar por villera? Ésa es la piquetera. ¿Y ésa que nos está sacando las vendas? Ésa es la que vive de las prebendas. ¿Y ésa que habla a nombre de una asamblea? Ésa es la sucia, la mala y la fea. ¿Pero entonces quiénes carajo son, todas esas comunicadoras que desnudaron tantas horas de chamullo? ¡Ésas son las trabajadoras que nos inflan el pecho de orgullo!



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *