La favela más Fiell | La Poderosa
Asambleas Poderosas »

La favela más Fiell



La favela más Fiell.Por los suburbios de la cultura brasilera, enfrentando a la mano dura con prosa rapera, todos los caminos conducen a él, porque “Fiell” supo darle voz a las verdades que solían morir adentro de las comunidades. A salvo de los sellos multinacionales y los atropellos de los medios tradicionales, logró multiplicarse sin transformarse en una figura estrafalaria y sin cortar su raíz, desde la radio comunitaria que lo hizo feliz. Pudo haber tenido toda la pauta que hubiera querido, “a costo de negociar el contenido”. Y entonces dijo que no, pero no se calló, ni se cayó las problemáticas que debió padecer por esa intransigencia: “Hay demasiadas trabas burocráticas para obtener una licencia”. Sinónimo del arte popular, se sigue subiendo a los escenarios para luchar, antes como ahora, siempre de frente a la Policía “Pacificadora”, en el ensayo general para la farsa actual de los que piden represión, como si no bastara con los palos de la exclusión. Desafiando a ese orden social prestablecido, Fiell escribió “El Manual del pequeño detenido”, una cartilla como la de CORREPI en la villa, para que los pibes no deban tolerar humillaciones, cuando a la gorra le pinta descargar sus frustraciones. Todas juntos a la vez, tal como gritamos contra el Codigo de Faltas cordobés, las ranchadas de los morros viven resistiendo contra los forros que garantizan la seguridad de sus privilegios, metiendo balas donde no meten colegios. Siempre bien plantado, el rapero se presenta como «favelado», porque la consciencia habilita el protagonismo en la pertenencia que mata al racismo: “El funky pierde su esencia, en manos del capitalismo”. Rimando ese sentimiento, siempre en movimiento, el tipo importa alegría y exporta las penas: “Quien no se mueve, no siente las cadenas”. ¿Más? Ahora, además, a contraluz de las multinacionales que invaden la Copa, fabrica su propia marca ropa, mediante una cooperativa, “porque sólo organizados podremos con los de arriba”. Pues en esa gesta combativa, las favelas están con él… Nada más Fiell.

.



Compartir Esta Publicación En