XVIII Reunión Interregional de La Poderosa | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Acuerdos interregionales »

XVIII Reunión Interregional de La Poderosa



XVIII Reunión Interregional de La Poderosa.

Documento elaborado por integrantes de La Poderosa Buenos Aires, Tucumán, Córdoba y Chubut, según lo consensuado colectivamente en la Decimoctava Reunión Interregional de La Poderosa.

Modo de construcción:
Una reunión extensa y profunda donde se desplegó de principio a fin la forma de construcción que nos une, reflexionó sobre el presente para planificar el futuro de la organización, revisando errores para avanzar siempre mediante decisiones por consenso en un marco autocrítico, sin poner nunca en juego la unidad, profundizando el debate de ideas sin personalismos para aprovechar el aprendizaje acumulado de una construcción histórica, apreciando la solidez de la estructura que todos nos comprometemos a sostener, la eficacia de los lazos cara a cara en la formación de referentes nacionales. Las bases históricas de la construcción se afianzaron, vivas y sin dogmatismos, sostenidas por compañeros que, con la impronta de lo construido hasta aquí, debaten el rumbo regional desde la unidad de criterio en la diversidad, indispensable en la construcción de un movimiento latinoamericano.

La referencia:
El proceso de formación de referentes fue nuevamente un eje de la reunión. En la ronda de noviembre se había consensuado que en las reuniones interregionales debe haber al menos un referente de cada foco que esté avalado por La Poderosa Orgánica y que la presencia de referentes en formación en las reuniones interprovinciales debe necesariamente ser acompañada por la presencia de referentes ya constituidos.

En esta oportunidad se hizo luz sobre el significado de “militantes en formación de referencia” y desde dónde y cómo debe efectuarse esa formación. Se analizaron las diferencias entre referencia de espacio, territorial y regional. Se enfatizó en la formación desde la praxis, edificando estratos de politización que determinan la construcción de referentes, lo cual necesariamente implica la asunción de responsabilidades territoriales que devienen en crecimiento territorial. El cuidado del proceso de los compañeros y del movimiento, así como la filosofía desde la cual construimos poder popular, hace imposible comenzar ese camino desde los encuentros donde se debate y decide el rumbo orgánico. Del mismo modo, la asignación de recursos debe siempre asegurar el crecimiento y empoderamiento de los barrios poderosos, aumentando su organización y apropiación.

La apertura a la formación de cuadros intermedios y nuevos referentes, función primordial de los referentes regionales para desplegar una construcción verdaderamente participativa, respetando los estratos de legitimidad que dan el permanente énfasis en la transformación interna de los referentes, debe necesariamente hacerse desde la asunción de responsabilidades concretas. Unidad dialéctica entre acción y reflexión, trabajo territorial y concientización orgánica, transformación externa e interna. De esta forma el cuidado en la construcción no debe nunca ser un obstáculo a la participación desde la toma creciente de responsabilidades en la mayor cantidad posible de compañeros.

La Poderosa sostiene históricamente un profundo respeto por los procesos personales de los compañeros y por la diversidad cultural de cada foco, pero ello nunca puede significar una fuga de la perspectiva que se conforma entre todos, justamente por respetar los consensos colectivos, ni tampoco poner en juego el objetivo de transformación o la estructura del movimiento.

Además, se retomó la obligatoriedad del encuentro de todos los referentes en los foros sociales, condición principal para que participen todos los militantes de cada foco. También se volvió sobre lo indispensable que dichos encuentros se den en el marco de intercambio y trabajo territorial que implican los encuentros entre participantes de los diferentes barrios de los focos poderosos.

Todos los compañeros que participamos de la ronda interprovincial somos referentes unos de otros, desde la legitimidad de la historia. No entendemos ningún proceso cerrado, sino en permanente construcción, y necesitamos aprovechar el aprendizaje acumulado sin dogmatismos. Por eso, es preciso valorar la experiencia incorporada por cada foco y por cada compañero en el camino recorrido por La Poderosa a lo largo de la historia de La Poderosa; sólo de esa manera es posible colectivizar y multiplicar la experiencia adquirida en la práctica, para que las discusiones, y las decisiones consensuadas que de ellas se desprendan, no tengan su principio una y otra vez en el mismo punto y para poder crecer evitando repetir errores. De lo contrario, se desaprovecharía el bagaje histórico colectivo que permite potenciar la construcción en la diversidad de cada foco o de cada espacio.

Movimiento político latinoamericano:
Desde hacía meses se venía discutiendo la estructura orgánica de La Poderosa, siempre con el objetivo de crecer como movimiento político latinoamericano, combatiendo la fragmentación del campo popular a partir de una propuesta complementaria a la de las luchas populares partidarias, de organizaciones de base, sindicales, universitarias. En fin, a las de las luchas populares de organizaciones con objetivos en común, pero con diferentes particularismos.

La Poderosa ha crecido, y ha crecido mucho, a lo largo de estos cinco años de recorrido, desde de la concentración en el trabajo territorial de los barrios en los diferentes focos. Entendemos que a partir de la consolidación de la estructura actual, que ya ha sido pensada y repensada y que seguirá siéndolo, y de las bases, de la constatación de la garantía que significan el anonimato, el compromiso y el trabajo voluntario para la construcción colectiva, la convocatoria y las transformaciones externa e interna, en este 2010 es prioritario acentuar la articulación con la diversidad de actores del campo popular, sobre la base de legitimidad que nos proporciona el histórico compromiso en el trabajo barrial. Es necesaria la construcción de lazos y vías de comunicación para que todos los compañeros del campo popular conozcan la estrategia de articulación y unidad que implica el anonimato, en donde podemos confluir compañeros que luchamos por el mismo objetivo, aunque no coincidamos a la hora de emitir el voto, de elegir a un delegado sindical o a un consejero universitario, porque La Poderosa no pelea por los votos, ni por cargos electivos; el anonimato nunca le permitiría entrar en esa disputa, ya que ningún miembro de La Poderosa puede hablar ni aparecer públicamente como tal, ni por lo tanto, como candidato de La Poderosa en alguna elección.

Planificación de la expansión de focos. Articulación con la Embajada de Cuba:
En la línea del crecimiento como movimiento político latinoamericano se creó un espacio que tendrá como objetivo la planificación de los posibles nuevos focos, ya sea en nuevas provincias o en países latinoamericanos. Se estableció que se harán todos los esfuerzos y lazos necesarios para que al finalizar este año haya tres focos más de La Poderosa, con el objetivo de que el ritmo de crecimiento sea sostenido, pero a la vez cuidado, dejando lugar a los tiempos de los procesos de generación de nuevos focos que implican un esfuerzo orgánico y de cada una de las regiones existentes en la construcción, formación y consolidación de nuevos territorios poderosos.

Un aspecto fundamental para el fortalecimiento poderoso latinoamericano es el vínculo, la articulación, el trabajo conjunto y la identificación con el latinoamericanismo del pueblo cubano. Es por eso que también se hizo necesario que el nuevo espacio asumiera una comunicación orgánica sostenida y sistemática con la embajada cubana, para  agudizar la funcionalidad con la estrategia de empoderamiento de los pueblos latinoamericanos, por la luz del faro cubano.

Planificación articulada. Participación en “La Carrera de Miguel”:
Como continuación de lo acordado en la reunión anterior con miras al IV Foro en cuanto a la participación colectiva en el desarrollo del movimiento y la importancia de estas instancias de encuentro en la interacción entre los militantes de las diferentes regiones, se estableció que cada foco hará todos los esfuerzos necesarios para que en el ejercicio de memoria activa que constituye la “La Carrera de Miguel”, que coincidirá con la fecha de la próxima reunión interregional a realizarse en Buenos Aires, participen pibes y vecinos de todos los focos de La Poderosa, como fruto de ese ejercicio de memoria efectuado en cada barrio poderoso.

Comunicación interna:
Se estableció que los nexos interprovinciales deberán ser referentes regionales para que la comunicación entre los focos, que implica asignación de recursos, pueda ser aprovechada en el intercambio y la construcción colectiva.



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *