Fidelidad | La Poderosa
Una utopía
Una construcción social
Un colectivo de vecinos anónimos
Una lucha complementaria de las propuestas partidarias populares
Una estrategia de concientización y politización
Un compromiso para el fortalecimiento comunitario
Un espacio para la integración y articulación de los distintos actores del campo popular
Un movimiento revolucionario latinoamericano, para la batalla de ideas, con la moto del Che y por la luz del faro cubano
Asambleas Poderosas »

Fidelidad



FidelidadCuando algunos pretenden erigirse en gestores de cambios ajenos, apropiarse de construcciones que no les pertenecen, creando una historia discursiva que nada tiene que ver con los acontecimientos históricos, hay que levantar la voz para poner en su lugar a esos desubicados, para no dejar solo al principal usurpado, aunque le sobre capacidad argumentativa, porque todos los que somos parte de esa construcción histórica debemos sentirnos atacados cada vez que se la deshistoriza. Tampoco alcanza con proclamar en algún momento que hay que ser leales con el decir de la historia y con los comandantes que nos marcan el camino. Hay que demostrar esa fidelidad en cada acto y afirmarlo cuantas veces sea necesario. Y recordarle, igual que ayer y mañana, al aparente símbolo mundial de la paz actual, que bloquea la libre determinación de los pueblos, el mismo que ahora pretende figurar como símbolo del “inicio de los cambios en Cuba”, que Fidel es el que ocupa ese lugar, y también el de la lucha contra el apartheid. Obama debería saber eso, tanto como que el hombre excepcional que es Fidel, cuando decidió dejar la presidencia, sin que las decisiones le pasaran por alto, estaba desplegando su facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus consecuencias remotas; que en ese momento estuvo seguro de que su lugar como artífice de los cambios de fondo latinoamericanos y africanos, no podría ser ocupado por nadie más, y que habría tantos de nosotros que lo sabemos compañero y comandante, como Mandela, García Márquez, Cortázar y Marcos, que le diríamos: Déjame defenderte cuando asome el chacal de turno.

Nelson Mandela
FidelidadFidel Castro es uno de mis grandes amigos. Me encuentro orgulloso de encontrarme entre aquellos que apoyan el derecho de los cubanos a elegir su propio destino. Las sanciones que castigan a los cubanos por haber elegido la autodeterminación se oponen al orden mundial que queremos instaurar. Los cubanos nos facilitaron tanto recursos como instrucción para luchar y ganar. Soy un hombre leal y jamás olvidaré que en los momentos más sombríos de nuestra patria, en la lucha contra el apartheid, Fidel Castro estuvo a nuestro lado”.

Gabriel García Márquez
fidel-garcia-marquezSu más rara virtud de político es esa facultad de vislumbrar la evolución de un hecho hasta sus consecuencias remotas… pero esa facultad no la ejerce por iluminación, sino como resultado de un raciocinio arduo y tenaz.
Sueña con que sus científicos encuentren la medicina final contra el cáncer y ha creado una política exterior de potencia mundial, en una isla 84 veces más pequeña que su enemigo principal. Tiene la convicción de que el logro mayor del ser humano es la buena formación de su conciencia y que los estímulos morales, más que los materiales, son capaces de cambiar el mundo y empujar la historia
”.

Julio Cortázar
FidelidadY en Cuba sé de ese combate contra tanto enemigo,
Sé de esa isla de hombres enteros que nunca olvidarán la risa y
La ternura,
Que las defenderán enamoradamente,
Que son los que buscó Martí, lo que firmaron con su sangre
Tantos muertos
A la hora de caer frente a chacales de dentro y a chacales de
Fuera.
No seré yo quien proclame al divino botón el coraje de Cuba y
Su combate;
Siempre hay alguna hiena maquinada de juez, poeta o crítico,
Lista a cantar las loas de lo que odia en el fondo de sus tripas,
Pronta a asfixiar la voz de los que quieren el verdadero diálogo,
El contacto
Por lo alto y por lo bajo: contacto con ese hombre que manda
En el peligro porque el pueblo
Cuenta con él y sabe
Que está ahí porque es justo, porque en él se define
La razón de la lucha, del duro derrotero,
Porque jugó su vida con Camilo y el Che y tantos que pueblan
De huesos y memorias la tierra de la palma;
Y también en contacto
Con el otro, el sencillo camarada que necesita la palabra y el rumbo
Para impulsar mejor la máquina, para cortar mejor la caña.

Nadie espere de mí el elogio fácil,
Pero hoy es más que nunca tiempo de decisión y de aguas
Claras:

Acepto
La crítica de veras, la que viene de aquel que aguanta en el
timón,
de aquellos que pelean por una causa justa, allá o aquí, en lo
alto o en lo bajo,
y reconozco la torpeza de pretender saberlo todo desde un mero
escritorio
y busco humildemente la verdad en los hechos de ayer y de
mañana,
y te busco la cara, Cuba la muy querida, y soy el que fue a ti
Fidelidadcomo se va a beber el agua, con la sed que será racimo o canto.
Revolución hecha de hombres,
Llena estarás de errores y desvíos, llena estarás de lágrimas y
Ausencias,

Contra hienas y cerdos y chacales de cualquier meridiano,
Contra tibios y flojos y escribas y lacayos
En París, en La Habana o Buenos Aires,
Contra lo peor que duerme en lo mejor, contra el peligro
De quedarse atascado en plena ruta, de no cortar los nudos
Machetazo limpio,
Así yo sé que un día volveremos a vernos,
Buenos días, Fidel, buenos días, Haydée, buenos días mi Casa

Hablémonos, eso es de hombres: al comienzo
fue el diálogo. Déjame defenderte
cuando asome el chacal de turno, déjame estar ahí
.

Subcomandante Marcos
Quienes pensamos que los grandes procesos históricos son obra de pueblos enteros, no de individuos, no podemos negar que a veces aparecen hombres excepcionales. Uno de ellos es Fidel Castro“.Fidelidad



Compartir Esta Publicación En

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *